Después de leer la noticia del “error” de Manu Chao quedé pasmado… alguna gente dirá que es mi estado natural. No me gusta la música de Manu Chao, pero esto ha superado todos los límites. Tendríamos que reflexionar sobre lo que pasaría si esta cruzada por el derecho de autor se extiende más y más cada día. Claramente hay dos modos de ver la vida, el de los que quieren establecer derechos de propiedad a todas las creaciones humanas, y el de los que abogamos por una cultura libre, compartida y disponible para todos.

Anuncios