Desde hace un tiempo estamos siguiendo las iniciativas del gobierno de Lula en el plano tecnológico. Del último proyecto me informé hoy a través de The Inquirer, el excelente sitio de noticias. Se trata de la implementación de 356.800 puestos informáticos con Linux en 5.560 escuelas brasileñas. Esto se llevará a cabo con la fórmula 10×1, es decir, diez terminales virtuales de bajo costo usando los recursos de una máquina más potente. Todo funcionará en una plataforma Linux derivada de Fedora, llamada “Userful Destok”.

Anuncios